La década decisiva

¿No se nos olvida algo?

No puedo sino acordarme de mis charlas con Alfredo Romeo cuando trabajaba en Blobject, y de mis propios pensamientos y reflexiones sobre el asunto, cuando leo artículos como los siguientes:

http://www.trendenciashombre.com/chicas/de-como-el-postureo-acabara-con-nuestras-relaciones-y-por-consiguiente-nuestras-vidas

http://gazzettadelapocalipsis.wordpress.com/2014/01/07/por-que-no-estalla-una-revolucion/

Por eso he decidido llamar a este artículo con el nombre de un seminario que él preparó en 2008:

http://www.aromeo.net/2008/10/la-decada-decisiva-2010-2020/

Pequeño detalle

La base de estos artículos citados más arriba casi siempre es la misma:

La sociedad actual no disfruta del momento, está sumida en un mundo de tecnología e irrealidad, de excesiva información, de engaño/postureo, estrés…

Sin embargo, creo que en estos magníficos análisis, cabe hacer una pequeña reflexión que quizás se pase por alto: No estamos en una época cualquiera, y eso voy a tratar de explicar en este artículo.

Un poco de historia

No soy nada fan de la Historia. Recuerdo que en el instituto olvidé fotocopiar las chuletas en 3º de BUP, y tuve que hacer el examen con un profesor sustituto (con el que no se podía copiar), el día anterior al examen me metí todo el contenido en la cabeza (aún no sé cómo), tras terminar el examen lo borré por completo y nunca volví a saber de él.

Sin embargo, lo que sí sé es el cambio que la tecnología, más concretamente (por poner un ejemplo tangible) Internet ha traido a la especie humana en cuestión de ni tan siquiera medio siglo.

En menos de 30 años

Pues hablamos de que, en menos de 30 años, tenemos algunas cosas como éstas:

– Teletransporte: Gracias a la comunicación en tiempo real con cualquier parte del mundo, sonido y vídeo.

– Millones de bibliotecas: Desde que, prácticamente, el hombre comenzó a escribir hasta hace unas décadas, el tamaño de la biblioteca de una persona podía “equivaler” a su capacidad o conocimiento intelectual.

– Big data: Todos estos datos están analizándose, se están usando (para bien y/o para mal).

Sé que puede sonar exagerado (quizás lo del teletransporte), pero realmente, es así, el entorno donde vive el ser humano ha sufrido una transformación brutal.

Términos evolutivos

Y antes de continuar con mi pequeña reflexión quería hacer hincapié, por si alguien se me despista, en explicar que quiero enfocar esta reflexión desde un punto de vista evolutivo. Es decir, 30 años es un chasquido para el hombre. Hablamos de miles de años cuando hablamos de la historia del hombre. Si hacemos un repaso a Wikipedia (por ejemplo): http://es.wikipedia.org/wiki/Evoluci%C3%B3n_humana#Futuro_de_la_evoluci.C3.B3n_humana los números tienen todos muchos ceros.

Velocidad / Aceleración

Hay muchas gráficas sobre cómo ha evolucionado la potencia de los ordenadores a lo largo de la historia (por ejemplo), pero lo realmente llamativo es la velocidad con lo que lo ha hecho, o aún “peor”, la aceleración. Se ha conectado un mundo, que, para bien o para mal, está acelerando el desarrollo tecnológico, está comunicado y cada avance en casi cualquier sector y en casi cualquier lugar puede afectar a otro avance en casi cualquier sector y casi cualquier lugar.

Y eso está pasando desde hace, evolutivamente hablando, poquísimo tiempo.

Nosotros

Me resulta curiosísimo que pueda haber gente que se ponga a opinar y criticar tan alegremente sobre nuestra respuesta a este cambio en nuestro entorno, artículos como éstos, por ejemplo:

http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/programas/temporada-08/t08xp31/humano-involucionando-debido-nuevas-tecnologias_0_1588125170.html

http://www.xatakaciencia.com/evolucion/el-ser-humano-sigue-evolucionando-el-futuro-de-la-humanidad-i

donde, alegremente, hacen análisis evolutivos en cómo se está desarrollando el hombre en los últimos 100 años.

Somos seres naturales, amigos, tanto que aborrecéis la tecnología y la tacháis de “antinatural”, parece que a veces lo olvidáis. Si mañana nos pusieran unas alas a todos, y nos dijesen: “Venga, amigo, los hombres ya podéis volar”, ¿cuánto nos costaría adaptarnos? Y no digo aprender a usar las alas, digo, usarlas con normalidad.

Pues queridos compañeros de postureos, smartphones y baterías NO NOS VAMOS A ADAPTAR A LA TECNOLOGÍA, tú que lees esto, yo (quizás yo un poco más :p) nuestra generación no va a ser capaz de adaptarse a la tecnología. Pero es que, probablemente, la próxima generación tampoco lo consiga; quién sabe lo que tardaremos.

¿Sabéis cuánto tardó el hombre en adaptarse al Último periodo glacial? Wikipedia vuelve a ilustranos un poco, y podemos encontrar nuevamente muchos ceros en la historia, pues sólo estuvieron unos 19.000 años para cambiar de un continente a otro: http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%9Altimo_periodo_glacial

La tecnología: ¿Buena o Mala?

Está en nuestra mano, o más bien, está en nuestra mano intentar aportar nuestro granito de arena para que las próximas generaciones se vayan adaptando a ella.

Como persona que trabaja con la tecnología, y, por qué no decirlo (quizás ya me lo hayáis notado), algo apasionado de la misma, creo que es una herramienta que, bien usada, puede salvar a la humanidad de muchos problemas que están ya entre nosotros. Aunque por otra parte es lo más disruptivo que el hombre se ha encontrado nunca en su camino y quizás, adaptarnos a ella sea el gran reto.

No quisiera hablar de las cosas que se podrían/pueden o están haciéndose con la tecnología ahora mismo, no es el objeto de mi artículo y hay multitud de información en las redes para eso.

Zoom In – 30 años

Y como resumen, me parece interesante hacer Zoom In de esos 30 años de historia de Internet y en los que la aceleración sigue su curso.

Por supuesto que muchos de nosotros nos pegamos golpes contra las farolas mientras paseamos mirando nuestro smartphone, que ha mermado nuestra memoria por delegar demasiado en Google Calendar, que estamos saturados de información que, si tenemos suerte y leemos, no procesamos; por supuesto que somos subnormales totales usando las tecnologías, pero, insisto, eso no quiere decir que la tecnología sea “mala”, sólo pone de manifiesto que es un impacto tan grande y tan disruptivo que no nos basta un poco de práctica con la pantalla táctil, necesitaremos varias generaciones para dar forma a esta… “Década decisiva”.

Así que, hagamos un poco de Zoom In, relajémonos y luego, luchemos por adaptarnos y evolucionar tan rápido como podamos, no por nosotros, sino por las generaciones que vienen.

Anuncios

Hoy voy a poner en valor Santa Cruz

Hoy me he reencontrado, a la vez, después de, diría yo, más de 5 años, con muchos amigos de la infancia y adolescencia, queriendo decir esto: en el mismo espacio físico y en el mismo momento. Aparte de entrarme unas ganas locas de estar con ellos y tomarnos una cerveza, cosa, que al mirar el reloj y recordar que tenía que darle la leche al pequeño y acostarlo, han tardado poco en verse frustradas, he empezado a pensar muchas cosas.

Santa Cruz es una barriada de Córdoba que, comunmente, es conocida como “Santacrucita”. Para muchos Cordobeses, podría ser un lugar de paso con algunos bares de carretera. Yo nací allí y estuve viviendo (de forma permanente hasta 6º de EGB), una explicación más detallada la podéis encontrar en la magnífica entrevista que Alejandra Vanessa me hizo hace ya unos meses: Érase una vez Santa Cruz.

Siempre me he considerado una persona inquieta, creativa, divergente… Siempre he creído que era una cuestión más genética que ambiental y, sin embargo, hoy debo decir que mi balanza ya no está tan clara.

Cuando he llegado a lo que se conoce/conocía como “Ayuntamiento de Santa Cruz”, hoy, a las 19:30, los hermanos Serrano junto a Pedro José Hidalgo, Mari Sierra y algunos más, habían reunido en unos días a una treintena de personas que estaban haciendo cosas muy distintas, pero que todos, de una manera u otra, compartían esa inquietud, ese #hacerhacerhacer que tanto he respirado este último año en coSfera, ese “emprender” que tan de moda se está poniendo.

Manolo Serrano, una persona inquieta “más” del pueblo, como no, apuntaba que tenemos una “tasa de creación” respecto a poblaciones más grandes mucho mayor, y, visto con objetividad (aunque en este caso puede ser difícil de medir), creo que no se equivoca, porque hoy faltaban en esa reunión muchos más.

No sé si por aburrimiento, si por tranquilidad, si por simple azar, pero en este pueblo que nací, Santa Cruz, hay mucho más que una parada para tomar café (eso sí, sin desmerecer, pues si hacen dicha parada comerán también estupendamente), hay mucho más potencial que en absoluto conocía, me doy cuenta, que de alguna manera también afectó a mi desarrollo y que yo también lo ayudé a él.

Y eso queremos, Vamos a ponerlo en valor,

No se trata de competir, ni de ganar, ni de perder, se trata de, nuevamente, juntarnos y, como decimos también los coSféricos: #hacerhacerhacer.

Silueta

Voy camino de casa
Con la hora escalable
Más de allá se pasa
El camino de tu cable.

Letra a letra: tu silueta,
Polvo a polvo: tú escalable
Detrás de tus ojos
Rueca;
Dientes blancos, soga, sable.

Elegir en el momento la guía,
Trenzar tu pelo de espuma,
Sentir tu cielo agua y duna,

Dormir tumbado en tu pecho,
Y aligerar verso y paso,
Desterretado del lazo
Que habita aun en mi ría.

De agua; amor y a palacio,
De puerta entera vacía,
De vaso entero de labio
Y traducir; fuego – mía,
Y traducir, fuego – mía

Tener en tu brazo regazo y descansar…
Mañana, pensar: será…

Ese día

Ser humano: Valor añadido.

¿Valor añadido?

Últimamente hay algunas palabras que están de moda, en el mundo del “emprendedor”, estoy detectando varias que se pegan con bastante facilidad: Emprendedor (propiamente), Sinergia o, la que hoy me ocupa: Valor añadido. ¿Qué es el Valor añadido de un producto/empresa? La verdad es que aunque sea un término de moda, no he encontrado demasiada documentación, pero hay una definición que me gusta:

Es un concepto subjetivo que aglutina todos lo que le damos de más a un producto o servicio aunque no sea necesario y que ayuda al cliente a seleccionar a nuestro producto o servicio en vez de otro.

(fin de la cita: http://www.bloguismo.com/marketing-2-0/el-valor-anadido-tu-mejor-aliado-para-vender/)

Incluso me atrevo a resumirlo y comenzar a proyectar mi “movimiento” del término al terreno humano:

“Es aquel elemento diferenciador que nos hace desmarcarnos (por no decir directamente sobresalir) del resto de semejantes”

(fin de mi propia cita).

¿Ser humano = ser emprendedor?

Gracias al libro “Ganar, sin tener que perder”, que me prestó Pedro Pérez pude darme cuenta que muchos consejos aplicados al mundo de la economía y/o el emprendimiento eran análogamente válidos al mundo personal. Personalmente me fascina encontrar similitudes y aquí creo que encontré varias.

Resulta que, para sorpresa mia, el ser mejor persona o disfrutar más de tu vida personal estaba (o podía estar) ligado a ser mejor profesional o mejor emprendedor.

Ser humano: Valor añadido

Con esa intención, de diferenciarnos del resto, podemos preguntarnos: ¿Cuál es nuestro valor añadido? ¿Qué pueden, las personas, hacer para diferenciarse del resto de los animales?

Diferénciate del resto

Pues, indiscutiblemente, ser propiamente eso: Humanos. La fuerza o la competitividad (¿os suena lo del “macho alfa”?) son propios, también, de otras especies; la memoria o el cálculo, por ejemplo, han sido sobradamente superadas por la tecnología.

Por tanto, si quieres destacar, si quieres tener, como persona, tu VALOR AÑADIDO, no olvides que debes buscar aquellos atributos que te diferencien como ser humano: Creatividad, Compasión, Comprensión… búscalos…

¡Suerte!

Etiquetado , , , ,

¿Human vs Computer?

Deep Blue ganó por primera vez a Kasparov en un juego de Ajedrez en 1996. La computadora vence al humano, se rezaba en muchos medios, una mezcla de desilusión y triunfo, porque, ¿Qué significa realmente que una computadora venza a un ser humano?

Pues podríamos empezar diciendo que un computador es fruto del trabajo de muchos seres humanos. Es decir, un computador, un ratón, un pendrive, un servicio de google, cualquiera de ellos han sido logros trabajados y conseguidos por el esfuerzo de seres humanos. Cuando decimos: “Un computador ha vencido a un ser humano en X”, en realidad estamos diciendo que nos hemos superado a nosotros mismos, que hemos sido capaces de superar nuestra propia capacidad con esa misma capacidad, que nuestra abstracción ha llegado a su esplendor. Que sea difícil de entender no le debe quitar mérito a ese hecho. Que simplifiquemos, erróneamente, atribuyendo a ese computador una identidad ajena a la humana, no debe hacernos perder de vista nuestra majestuosidad cuando conseguimos algo como eso.
Fabrica de ordenadores

Y, ¿a cuento de qué este poner en su sitio las cosas? IBM, de nuevo, recientemente comentó que computacionalmente estamos preparados para simular un cerebro humano (sólo hace falta conocer mejor todas las funciones del mismo, pero a nivel de “potencia”, estamos listos). Muchos, otra vez, se echarán las manos a la cabeza: “¿Será la tecnología capaz de superar al hombre?”, pero recordemos que lo que está sucediendo es que el mismo hombre se está superando a si mismo, que seamos capaces de hacerlo no debe producirnos miedo, al contrario, debemos estar felices y apostar por el buen uso de este tipo de tecnologías.

Así que lo que debemos decir (en pseudocódigo):

if (Computer == Humans[]) {
Human vs Computer;
Power = Human + Humans[];
}

Cómo hacer X

Ayer, Miércoles 6, participé en la quita edición de Betabeers en Córdoba, evento que organizan David Merinas y coSfera. En primer lugar no puedo sino agradecer a ambos entes su iniciativa, pues realmente está resultando un sitio muy interesante donde reunirnos todos los que estamos alrededor del mundo de la programación y de la cerveza 😉

Os añado un resumen de la charla que presenté, quizás demasiado condensado para entenderlo sin mis explicaciones, pero bueno, para el que estuviese le servirá para recordarla. Aún así, editaré esta entrada para añadir el vídeo de la ponencia cuando esté disponible. EDITO: http://new.livestream.com/coSfera/bbODB/videos/13231580

Señalar, nuevamente, que dicha charla no tiene carácter técnico o formal, son “sólo” un puñado de recomendaciones/ideas que considero importantes.

http://prezi.com/mkw71cy1unox/como-hacer-x/

¿Portfolio Magic?

Siempre me ha gustado la palabra “magic”, es como un paso más allá de Wizzard. Siempre he sido un poco vago.

El proyecto que estoy desarrollando en mis ratos libres no ha seguido una validación con el cliente, ni tiene un modelo de negocio, ni siquiera he buscado socios inversores… simplemente me apetecía muchísimo hacerlo, es un proyecto  de esos que llevan la coletilla “magic”.

La necesidad aparece cuando hace poco decido realizar una web para los trabajos que Juan y yo estamos realizando en SoPINeT, dicha web es un portfolio al uso, con una colección de las aplicaciones para smartphones, webs y desarrollos que hemos hecho.

Sin embargo, lo que más pereza me ha dado siempre de un portfolio son las actualizaciones, y sobre todo, las capturas de pantalla.

Tras mi experiencia con http://suspasitos.com y el uso de las librerías del lado del servidor para hacer capturas de pantalla (wkhtmltopng) y también, tras la experiencia con el parseo avanzado de contenido con http://custombit.me se me ocurre que el portfolio se podría generar automáticamente. Lo único que necesito es saber las URLs y mi sistema debería poder generarme una web con toda la información:

  1. Captura de pantalla
  2. Fecha de creación
  3. Título
  4. Descripción
  5. Skills utilizados
  6. etc, etc

Pues bien, tras unas 18 horas de trabajo, el proyecto va cogiendo forma, prueba de ello el siguiente pantallazo:

json-to-portfolio

Como podéis apreciar, un simple listado de URLs, genera un bonito (y simple por ahora) listado de los trabajos correspondientes.

Aún le queda mucho al proyecto… pero si necesitais  un portfolio sencillo y rápido… estad atentos, porque no descarto subir el código fuente a github y crear un dominio comercial donde ofrecer la creación de estos portales a cualquier usuario que lo desee.