Archivo de la categoría: Uncategorized

Porque las cosas no tienen porqué funcionar siempre de la misma manera.

Mañana en Córdoba hay elecciones, sí, vale, también hay feria, pero eso ya lo sabíamos todos, lo de las elecciones seguro que para algunos es noticia 🙂

No he querido dejar de escribir un artículo de opinión totalmente propia, en el que exponer las razones por las que yo votaré a Ganemos mañana.

¿Cómo nace Ganemos Córdoba?

Hay que partir de la base de que Ganemos Córdoba no es un partido político al uso. Creo que vale la pena remotarse al llamado Frente Cívico Somos Mayoría, impulsado por Julio Anguita. Este colectivo tenía el propósito de reunir a la gran mayoría de ciudadanos para dar una respuesta a la situación actual.

Es este colectivo, junto con Podemos y Equo y personas “independientes”, el que propone la creación de la agrupación de electores Ganemos Córdoba. Cabe señalar que en este proceso IU no comparte el cómo se crea esta agrupación y sale del proceso en el que tenía intención de participar.

¿Qué es Mejorar?

Mejorar no es que las arcas del estado tengan más dinero, o hacer un proyecto en cada barrio de Córdoba o hacer carrilles bici verdes por toda la ciudad. Sí, perdón, es mejorar, pero es una CONSECUENCIA de la mejora que yo busco, no es el motor que me mueve.

Mejorar el Ayuntamiento de Córdoba es que los Ciudadanos podamos formar parte de la toma de decisiones del mismo. Que haya un proceso tr Creo que, aunque el PP en estas elecciones se posiciona como un partido que realizará ansparente en cada acción que se articule. Que no nos dirijan como títeres, que cada acción que se realice en Córdoba venga dada por una validación previa con la ciudadanía, con un diálogo, con un consenso. Que nos tomen en cuenta.

Desde abajo, todos aportamos valor

Además, hay algo aún más importante para mi a la hora de dar mi voto. El modelo que propone Ganemos es un modelo que se construye “desde abajo”, y no porque “abajo” sea sinónimo de una clase social menos privilegiada, cuando hablo de abajo me refiero a la gran inmensa mayoría de ciudadanos que no tienen relación con el Ayuntamiento. En la propuesta de Ganemos somos estos ciudadanos los que debemos trabajar, organizarnos y construir la ciudad que meceremos.

¿Y sabéis qué? Incluso aunque pueda salir peor, me gusta más eso a que me “impongan”, “regalen”… (no sé cómo llamarlo) un modelo de ciudad precioso y super rentable.

Experiencia

A veces se ha criticado a gente como Ganemos por su poca experiencia, y desde mi poca experiencia también en el mundo empresarial sólo puedo decir:

Bendita ignorancia que nos hace capaces de pensar de forma distinta y de idealizar y proyectar sin límites. Porque las cosas no tienen porqué funcionar siempre de la misma manera.

Cómo imagino el escenario en el Ayuntamiento de Córdoba

Pues imagino un escenario lleno de personas muy válidas, de distintos partidos, dejando de lado las siglas y colores, y trabajando codo con codo por una Ciudad mejor. Y en ese escenario no sólo me imagino a Ganemos Córdoba, en mi deseo imagino a muchos más concejales.

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.200 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 20 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Monarquía o República, Monarquía o República… ¡Copón!

Algunos me recordarán (pocos), por mi artículo de “Izquierda – Derecha“. En este artículo vengo a decir algo parecido, pero como es noticia (o era, antes de la “auto/censura” de El Jueves…) la abdicación del rey, quería volver a insistir en las “disputas” sin democracia.

monarquía

A ver, seré breve: La izquierda tiene “sus cosas”, la derecha las suyas, la monarquía otras tantas, la república también.

Si me preguntasen… me mola la izquierda y la república, así a voz de pronto, pero casi casi… como si me preguntan si me mola el Madrid o el Barsa.

Que no, señores, que no,

Que lo que no me mola es el fútbol; ni que se pasen la pelota con nuestro dinero, nuestro futuro y nuestra vida (¿he dicho algo de los 720.000€?).

Que no me mola ni la izquierda, la derecha, ni la república ni la monarquía. Al menos no cuando hay algo en la base del juego que no me deja jugar, no cuando el juego está amañado.

Por eso, yo lo que quiero es DEMOCRACIA (implementada de forma directa, líquida, con el método del PartidoX, con campañas de change.org o me gustas de facebook…, pero DEMOCRACIA), donde cada vez que haya que (consideremos) tomar una decisión no estemos charlando en Internet 2 semanas para que al final, una gente que “elegimos” hace unos años más el que no elegimos (PPSOE), hagan lo que les salga de las pelotas, sin consultarnos.

Pongamos el foco, seguro que llegamos antes.

Silueta

Voy camino de casa
Con la hora escalable
Más de allá se pasa
El camino de tu cable.

Letra a letra: tu silueta,
Polvo a polvo: tú escalable
Detrás de tus ojos
Rueca;
Dientes blancos, soga, sable.

Elegir en el momento la guía,
Trenzar tu pelo de espuma,
Sentir tu cielo agua y duna,

Dormir tumbado en tu pecho,
Y aligerar verso y paso,
Desterretado del lazo
Que habita aun en mi ría.

De agua; amor y a palacio,
De puerta entera vacía,
De vaso entero de labio
Y traducir; fuego – mía,
Y traducir, fuego – mía

Tener en tu brazo regazo y descansar…
Mañana, pensar: será…

Ese día

Izquierda, Derecha, Izquierda, Derecha… ¡Copón!

La semana previa a las últimas elecciones nacionales, mientras visitaba los programas electorales de los partidos más nuevos y minoritarios, una noche, dije entre sueños: “Izquierda, derecha” varias veces, terminando por exclamar: “¡Copón!”.

Me lo contó mi compañera y mi vida: María José, a la mañana siguiente, realmente no recuerdo si ocurrió los días previos a las elecciones o quizás un día después de que tuviesen lugar, tras ver los resultados.

Sea como fuere, sirva la anécdota para señalar lo cansado que estoy ya de la película de la guerra civil española; porque sí, la Izquierda y la Derecha, el pueblo contra los ricos… no es algo exclusivamente Español ni exclusivamente de esta época, evidentemente, pero desde mi punto de vista sí que es algo anticuado y que debería haber evolucionado hace ya muchos años.

Porque lo de situarse como “persona de derechas” o “persona de izquierdas” ante la política, así, simplemente, me parece algo irrisorio, una reducción al absurdo de un conjunto de pensamientos muy amplio.

Voy a listar algunos tópicos a modo de ejemplo, de acuerdo, son algo exagerados:

· Pensamiento de izquierdas: Todos tenemos que ganar igual, el que se esfuerza, invierte y/o trabajo mucho, y el que no hace nada o poco.

· Pensamiento de derechas: La economía es una prioridad. La sanidad, los derechos sociales, o algo tan simple como no mentir al pueblo, son capítulos secundarios, lo más importante es mantener a flote la economía y que el sistema no se hunda más.

· Pensamiento de izquierdas: No soy cristiano (pensamiento) porque la iglesia (institución) es un estado que sólo busca poder y dinero.

· Pensamiento de derechas: El trabajador tiene que estar por poder aprender un oficio, cobre poco, nada o mucho. Si la empresa va bien, el trabajador no ve ninguna recompensa, si la empresa va mal el trabajador sufre reducción de jornada y/o sueldo.

Deberíamos hablar ahora de JUSTICIA, con todas las letras, y no de la justicia que a mi me interesa, sino de la justicia real, y esa es la que es justa de la forma más objetiva posible.

Sin duda el que se esfuerza tiene que ganar más que el que no lo hace, es justo, incluso creo que la gente de izquierdas estaría de acuerdo con eso hoy en día (a pesar de que el comunismo se traduciría en ganar todos lo mismo en un sistema como el nuestro).

También es obvio que si una empresa va mal y el jefe se permite bajar los sueldos de los trabajadores, deberíamos volver a subirlos e incentivarlos cuando la empresa va bien, me parece igual que de justo que lo anterior.

Entonces, ¿qué sucede?, clama al cielo que nuestro pensamiento sea injusto con el prójimo, ¿no? sobretodo el pensamiento de alguien de izquierdas o de un cristiano (derechas). Pues es fácil, desde mi punto de vista la lucha de clases, es una lucha personal y egoísta, es decir, yo quiero y considero justo lo que a mi me viene mejor, si yo pasase a ser empresario o a tener mayor poder adquisitivo otro gallo cantaría e interpretaría la justicia de otro modo.

Realmente es un problema humano, nos cuesta mucho empatizar y ponerlos en la piel de otro, abstraernos y pensar en la JUSTICIA real nos cuesta muchísimo.

¿Es justo que un banco (o peor aún una antigua caja de ahorros), especule con nuestro dinero hasta que lo “pierda” en inversiones poco rentables para luego tener nosotros que apechugar con su juego de lotería?

¿Es justo que un grupo de personas atraquen un supermercado en el nombre de la solidaridad, poniendo en entredicho la seguridad en general y en particular de todos nosotros? personas, las cuales, muchas de ellas, quizás sean partícipes del sistema financiero y bancario, teniendo su dinero en bancos como el citado arriba, o incluso, habiendo pedido préstamos o hipotécas, productos bajo los cuales se especuló y formaron parte de ese agravamiento económico.

Y siguiendo con la seguridad… ¿a alguien le apetece comprar una escopeta para defender su casa? porque es eso lo que estamos defendiendo con actuaciones como atracos. ¿No sería más sensato, si no te gusta lo que está pasando, empezar por votar a otros (y no hablo de PPSOE, IU, evidentemente) y retirar el dinero de esos bancos que tan poco nos gustan?

¿Es correcto y moral que IU aproveche todo lo que está pasando para conseguir más votos? ¿Son ellos ejemplo de buen-hacer y de la poca corrupción?

En fin, me extiendo mucho, y quisiera sólo hacer hincapié nuevamente en lo que he venido a contar en este post, básicamente, que no nos dejemos manipular, ni por el pasado, ni por las palabras, ni por nuestro egoísmo, ni por el auto-engaño. Si creemos en el cambio (y yo profundamente lo creo, lo necesito, lo reclamo), debemos obrar con madurez y con decisión propia, reflexionar sobre la JUSTICIA y apostar por ella, sin miedos, sin actos heroicos, estúpidos y aislados, sin posicionarse de una forma tan arcaica.

Hay muchas alternativas para hacer las cosas, y si ninguna nos gusta incluso podemos crear las nuestras; somos libres, y podemos organizarnos, comunicarnos… ahora más que nunca.

Izquierda, Derecha… ¡Copón!

Otras modelos Culturales

Hace poco la película Carmina o Revienta nos sorprendía a todos (al menos a mi) con un modelo de comercialización, simultáneo en Cines, Internet, televisión Online, DVD, etc… Podías ver la película en cualquier formato y por distintos precios. Yo opté por verla a través de filmin por la módica cantidad de 2.95€.
Hoy, cuando me disponía a preparar algunos vídeos que llevarme para tener un as en la manga para mi bebé en las vacaciones, descubro que el pasado 13 de Agosto se estrenó una película llamada “La Educación Prohibida”. Para mi sorpresa dicha película se encuentra disponible en Youtube, en HD, hoy mismo, 15 de Agosto. Lo primero que pienso es: “qué raro, tan pronto y ya han pirateado la película”. Cuando accedo a la misma, pues me atrae la poca información que tengo de ella (título interesante, hd, reciente estreno, popular en Youtube España…), leo en su descripción que es un proyecto CopyLeft. Mientras intento descargarla con TubeMate (aplicación para Android que permite descargar cualquier vídeo desde el propio Youtube), caigo en la cuenta de que al ser CopyLeft y estar disponible de forma gratuíta no es de extrañar que tengan página web y esté directamente accesible allí para descarga directa.

Se confirman mis sospechas y me termino de enamorar de como alguna gente empieza a hacer las cosas:

En la página web lo primero que veo es que el proyecto ha sido realizado bajo crowdfunding, y como en estos casos sucede (y hablo de los casos en los que la idea es buena), la recaudación superó el 100% y cada participante fue co-productor de la película, un total de 704 personas, más de 50.000€. Sigo avanzando por los menús de la web y descubro que sólo han usado herramientas libres para el desarrollo de todo el proyecto: Ubuntu, mi querido Blender (en una ocasión hice un pequeño videopoema de 2 minutos), OpenOffice, WordPress…). Y cuando me dispongo a descargarla pues me ofrecen enlace Torrent o descarga directa.

¿Qué más puedo decir?

¿Crisis cultural por culpa de Internet? Permítanme unas risas.

Los políticos que tenemos sí que nos representan.

A menudo me encuentro en mi día a día con gente a la que no le importa saber mi opinión. Gente, que no quiere escuchar y, aunque me entienda, no lo reconoce porque lo interpretarían como una derrota. Durante el desarrollo de las nuevas tecnologías y desde que “estoy” presente en ellas, desde que tengo mi primer 486 con Internet hace unos 15 años, me doy cuenta de que el mundo virtual de Internet se intenta desvirtuar cada vez más, la gente no comprende que Internet es (o podría ser) el único medio de comunicación libre, un lugar donde exponernos sin miedo, un sitio en el que no temer la crítica, en el que haya pluralidad, democracia, sinceridad, transparencia, ese sitio que todos demandamos pero que no queremos que se “ejecute” sobre nosotros mismos.

A lo largo de mi vida he conocido a algunos comunistas – o gente con pensamientos de izquierdas – que me confesaban abiertamente que su ideología era fruto de su capital y que si mejoraban su economía “automáticamente” pasarían a tener un pensamiento de derechas.

Quizás, o mejor dicho: seguro, yo me he comportado de alguna de esas maneras en algún momento, como todos nosotros.

Estas palabras no van dedicadas a aquellos sobre los que decidí no dedicarles ni un minuto más de mi tiempo, estas palabras pretenden realizar una reflexión en voz alta. Sólo intento hacer uso de mi Blog, que aunque muchos “jóvenes internautas” no lo sepáis, un blog es un espacio personal donde compartir opiniones y no un lugar donde realizar campañas electorales o promocionar una empresa. Como decía, sólo intento expresar mi opinión libremente, porque si no podemos ser lo que queremos ser nosotros mismos, si no podemos comportarnos de forma adulta, sincera, respetar la opinión ajena, ser coherentes, no mentir, democratizar nuestro entorno, empatizar… ¿cómo podemos exigírselo a nuestros representantes políticos? ¿acaso no son ellos, simplemente, nuestro reflejo, una muestra del conjunto?

Lo peor de la situación actual, como dice un amigo mío con el que a veces charlo en la cocina, no es que los políticos no sean los adecuados, lo peor es que son el reflejo de nosotros mismos, si examinas pequeños proyectos, colectivos, grupos de personas, empresas… te das cuenta de que el funcionamiento es muy parecido al que tenemos en la política: rumores, mentiras, conspiraciones… (aunque por supuesto a menor escala).

Somos lo que somos, ¿no, nos gusta? habrá que cambiar, pero sin gritar tanto al de enfrente y haciendo un esfuerzo nosotros mismos. Porque… sino recordad, ¿no ha sido cuando os habéis esforzado vosotros mismos cuando habéis conseguido las cosas más gratificantes en vuestra vida?