Archivo de la categoría: Personal

Remar hacia mi, conmigo

Nota: Este post es un borrador escrito el 20 de Marzo de 2014

Mi madre dice que cuando era pequeño y estaban demoliendo nuestra casa antigua, me quedé mirándola y le dije: “mamá, ¿por qué están peleando la casa?”. Aunque el recuerdo que yo conservo es de estar sentado viendo como construían la nueva.

Como primera “pasión”, dije que quería ser albañil. Nada como construir cosas.

Siempre he creído que quería hacer cosas nuevas, importantes, muy mías y que ayudasen. Siempre he creído que necesitamos sentirnos más cerca de los demás. Siempre he creído que las cosas no tienen por qué ser siempre iguales. Que hay muchas maneras de hacerlas, tantas como personas. Que hay que luchar por ser distinto y defender y realizar, desde nuestras propias posibilidades, los cambios que queremos que ocurran en la sociedad.

Cuando hace una semana empecé a pensar en la idea de montar una sociedad y dejar de ser autónomo con asalariados, como hasta ahora, empecé a dudar. He recibido consejos como: “¿De verdad vas a regalar lo que tanto esfuerzo te ha costado?”; o “Ponerse de acuerdo es difícil, eso de los socios…”. (Cabe decir que agradezco enormemente los consejos, siempre).

Recuerdo ahora, también, algunos consejos sobre la gente en prácticas: “Las prácticas son para que pruebes, si no te gusta la persona pues pruebas a otra”.

barquero-remando-3

Insisto, valoro mucho los consejos, sin embargo, si pregunto dentro de mi encuentro otras respuestas:

  • Creo que es bueno compartir: cosas buenas (un negocio) y cosas malas (problemas, responsabilidades…)
  • Creo que TODAS las personas merecen y pueden trabajar. No sé cambiar a una persona por otra… lo siento, pero siempre intentaré buscar otra vía (mátenme).
  • Creo en las experiencias, en disfrutar, en que tenemos una sóla vida y hay cosas mucho más interesantes que hacer que acumular dinero. Cosas que, además, aparte de que sólo se pueden hacer en compañía, las disfrutarás siempre más de ese modo.

Saben lo peor… que muchos opinamos así, y sin embargo, nos cuesta poner en práctica nuestras ideas. Da igual en qué “lugar” de la cadena estés. Muchísimas veces caemos en los tópicos, en el egoísmo, en cerrar los ojos, en lo de siempre… y muchísimas otras veces, de boquilla… lo criticamos.

Por tercera vez, para que no pase desapercibido, valoro mucho los consejos, siempre; y yo mismo he dado ese tipo de consejos.

Gracias a ellos, me he dado cuenta de que debo seguir con paso firme, construyendo las cosas más cerca de mis principios, porque eso es lo verdaderamente importante cuando uno tiene que tomar una decisión vital.

Anuncios

¿Ahora o dentro de 10/15 años?

¿Cuánto queda?

Conocí a algunos actuales amigos hace unos años en EquoCórdoba. En aquel entonces era la alternativa que más se asemejaba a mi esperanza de conseguir algunos de mis pilares:

  • Democracia más participativa
  • Transparencia

Hablando del gran problema que “todos” señalamos: el bipartidismo o PPSOE (aunque a mi me gusta más PPSOEIU), nos preguntábamos cuánto tardaríamos en que la ciudadanía tomara conciencia y eligiesen cambiar las reglas del juego. Yo era “pesimista”, y le decía a Pedro que pensaba que aún faltaban algunos años, aunque, si finalmente conseguíamos tener algo que se pareciese más a una democracia sería genial.

¡PODEMOS! ¿Ya lo hemos conseguido?

Es curioso como con el “triunfo” de Podemos en las Europeas, la gente está como que se creen que ya hemos acabado con el tripartidismo, sin embargo, desde mi punto de vista, siguen quedando aún muchas elecciones si todo lo dejamos así y no damos un paso al frente.

Porque sucede, además*, una cosa, y es que PPSOEIU no se van a quedar quietos. De hecho, IU, siempre la primera en reaccionar en estos casos, ya se une a los “partidos alternativos”, curioso cuanto menos. No tardarán mucho PPSOE, si no quieren desaparecer en 10/15 años, en hacer parecer que cambian algunas cosas en sus partidos y eso podría ralentizar aún más la llegada de la verdadera democracia.

(Y digo además, porque a mi Podemos no me convence para nada. El simple hecho de hablar de izquierda y derecha me resulta muy muy cansino).

¿Verdadera democracia? ¿Pero de qué hablamos?

Pues podríamos hablar de democracia participativa, democracia directa o democracia líquida. Las tenemos de muchos colores. Desde luego, que lo que no tenemos ahora es DEMOCRACIA, ninguna. ¿Cómo combatir eso? Os sugiero que si tenéis interés reviséis algunos artículos de http://partidox.org/

¿Qué propongo?

Algo, aparentemente, muy sencillo.

Imaginemos que las declaradas ya alternativas (Equo, Podemos, PartidoX…) y sus votantes comparten algunos puntos muy básicos y lógicos para “restaurar” (¿la hubo?) la democracia, por ejemplo:

  • Revisar la ley electoral
  • Cambiar la periocidad de las elecciones (1 vez al año en vez de cada 4 años)
  • Transparencia REAL
  • Instaurar un sistema (o varios) de democracia participativa, directa y/o líquida (hay ya varias propuestas de varios partidos sobre cómo hacer esto).

Ok, compartimos esos 4 puntos, insisto en qué sería un ejemplo. De hecho, me parece que el punto más importante es el de votaciones más frecuentes y democracia participativa. Ya que de ese modo los demás puntos podrían venir sólos.

Pues bien, en las próximas elecciones todo partido que comparta esos puntos forma una coalición, aunque no sería una coalición al uso.

Dicha coalición tendría el objetivo de cambiar esos puntos comunes y urgentes, cualquier otro asunto que tuviesen que decidir lo harían mediante un método de democracia participativa interno, en el que no tuviesen que perder su “identidad” como partido.

Tal y como yo lo visualizo (quizás me equivoque), la idea es aprovechar la ventaja de formar “un gran partido” y tener muchos votos, y mantener a cada partido en su sitio y lugar, como si formasen parte de otro congreso interno, independiente pero más moderno y participativo.

¿Por qué?

Hay tres motivos, tal y como yo lo veo:

1. YA

Esto, si se hiciese, podría funcionar en las próximas elecciones. Sino, por muy bien que le vaya a las alternativas… habrá que esperar 4 años más (con muchísima suerte) a tener democracia.

2. Muestra de los partidos

Que un partido como IU o Podemos mostrase que no le importa “perder” sus votos para un bien común, que va más allá de la derecha y la izquierda, que habla, “simplemente” de democracia sería una muestra muy importante de ruptura y hacer las cosas de distinta manera.

3. Hack

Hacer esto mostraría que podemos hackear el sistema. Que los propios ciudadanos tenemos el poder de organizarnos “recuperar” nuestra democracia y, después, que cada partido siga por donde quiera. Eso sí, con unos cambios básicos.

¿Cómo hacerlo?

La parte más complicada, sin duda. Como ya lo veo, sería:

1. Buscar un Grupo de trabajo interesado.

Buscar gente que quiera participar en esta propuesta. Si son de partidos políticos está bien, si no lo son también. Da igual.

2. Definir

Definir exactamente cómo sería la propuesta, cómo sería esa organización interna, cómo se elegirían los candidatos para esa agrupación, etc.

3. Publicación en Change.org

La propuesta, iría dirigida a esos partidos, a cada uno de ellos. Se publicaría una campaña en Change.org y se buscaría que la gente conociese la propuesta y, si les gusta, fuesen los que presionasen “a sus partidos” para que la tomasen en cuenta.

 

Elecciones Europeas 2014 o Pensando por nosotros mismos.

Como decía Reincidentes: La historia de repite

Se acercan las elecciones Europeas y se pueden leer opiniones de todo tipo al respecto, como siempre.

Hay gente que votará a los que siempre han votado y otros que cambiarán y votarán a los que no votaron en las anteriores elecciones. Por otro lado, una minoría (se supone), buscarán otras opciones o no votarán porque no se creen nada y están hasta los cojones.

Sin embargo, yo tengo mi propia teoría al respecto. Creo que el problema de raíz que sufrimos a menudo es una falta de capacidad (o hábito) para pensar por nosotros mismos.

¿Por qué hay personas que votan lo mismo que votan/votaron sus padres? ¿Cómo se perpetua una decisión de ese calado durante 40 años? Claramente, porque nadie se ha detenido a pensar por sí mismo, y evitando influencias subjetivas y recuerdos pasados, lo que está haciendo.

piensa

Piensa por ti mismo

Cuando estaba, creo, en 4º de EGB y el profesor Don Carlos (que por cierto, re-encontré hace unos días por FaceBook) nos hizo la pregunta retórica: “¿Cómo sumaríais quebrados con distinto denominador?”, yo lo tomé al pié de la letra y me puse de inmediato a intentarlo.

Cuando en el primer año de Universidad, con 17 años, me enseñaron las primeras nociones de programación (if, for, while y funciones), me encerré durante varias semanas e hice un Tetris en TurboPascal7 en un sólo fichero que tenía más de 3.000 líneas.

Cuando en la actualidad necesito saber sobre cualquier cosa, me documento yo mismo en Internet. Si necesito aprender una nueva tecnología: igual.

No hace falta exagerar

Sólo matizar que no hace falta exagerar (y yo a veces lo he hecho), con el pensamiento propio, no hace falta ser soberbio para pensar por uno mismo, o despreciar lo que opinan los demás o los estudios existentes sobre el asunto en cuestión. No hablo de eso. Hablo de, una vez todos los recursos expuestos sobre la mesa, uno tiene que intentar aportar su propio criterio a los mismos, con objetividad, con visión “científica” y “experimental”.

Hablando de las Europeas: PartidoX

Así que cuando mi amiga Laura me comentó acerca del PartidoX, busqué información sobre él en la web, pensé sobre ello y decidí votarlo en las próximas elecciones. Así de fácil.

Sin pensar demasiado en el PPSOE o en el Voto útil, por ejemplo.

Mi conclusión

Cuidado, no quiero decir con este Post que la gente deba votar al PartidoX, por ejemplo, esa ha sido mi elección en un caso concreto, como es éste. Sino que tenemos un problema (¿o un hábito?) que nos afecta en más cosas de las que creemos.

Ese problema es QUE NO PENSAMOS POR NOSOTROS MISMOS

– Salgamos de nuestra zona de confort

– Sometamos nuestras opiniones a experimentos, añadamos visión científica

– Un poquito de Lean y pensamiento Ligero

– No temamos equivocarnos

– Confiemos en nosotros mismos

Y… no creo que sea ya, pero quizás sí dentro de 15 años, tendremos una sociedad más acorde a lo que nos gustaría que fuese.

Telegram, la alternativa a Whatsapp y el voto útil

Hace muy poco escribimos un post en Sopinet, indicando algunas bondades sobre la nueva alternativa a Whatsapp: http://www.sopinet.com/el-software-libre-la-oveja-negra-o-blanca-o-telegram-la-alternativa-whatsapp/ El artículo quedó bastante técnico, y es que, en Sopinet hacemos consultoría web/app de problemas complejos.

No obstante, motivado por la lectura de este Post: http://www.celularis.com/opinion/telegram/ que el gran Jesús Duarte me hace llegar, me veo obligado y con ganas de escribir un artículo más detallado sobre Telegram.

Algunas Bondades de Telegram

  • Gratuito de por vida y sin publicidad
  • Software libre (gracias a ello ya hay algunos clientes de escritorio (PC), webs que permiten conectar y más cosas que llegarán)
  • Disponible en varios dispositivos (también en tablets)
  • Mejoras respecto a Whatsapp, como que puedan entrar más de 30 personas en un grupo, entre otras

Problema: Whatsapp domina

El problema incuestionable es que si Whatsapp sigue dominando el panorama de comunicación vía Smartphone es difícil que nadie le quite el puesto, por aquello de las costumbres de la gente. ¿Verdad?

Voto útil

Y aquí es donde, inevitablemente, y a pesar de que mi amigo Antonio me diga que mezclo churras con merinas… me acuerdo de aquello que se repite cada 4 años en España: “hagamos de nuestro voto un voto útil”. Pues bien, sucede que cada 4 años, la gente vuelve a votar, y a la gente (se supone que a una gran parte) le encantaría no votar a los de siempre, porque los de siempre no aplican democracia interna (ni externa), son corruptos, nos engañan… en fin, lo de siempre. Sin embargo, cuando llega la hora de elegir nos acordamos: “ohhhh, pero como voy a votar a algún partido minoritario, según el sistema electoral no va a servir para nada”. ¿Verdad?

Curiosamente es un caso parecido a lo de cambiar Whatsapp por una aplicación mejor.

Zona de Confort, ¿salimos?

kjkjkj

Pues bien, más allá de que siempre hay gente (¿quizás una mayoría?) que no quieren salir de su zona de confort, sus costumbres, su Whatsapp y su PP/PSOE/IU… hay otros que sí queremos. Así que os hago un llamamiento, personas que pensáis por vosotras mismas: ¡VÁMONOS!

– Desintala Whatsapp e instala Telegram

– Pasa de partidos con 40 años, que mantienen una guerra civil aparente para comerte la cabeza y pensar que la política es una batalla Izquierda-Derecha en lugar de una cuestión de SENTIDO COMÚN, JUSTICIA y SINCERIDAD

Dejemos de depender tanto de los demás y veamos que pasa, a lo mejor somos más los que pensamos por nosotros mismos de lo que creíamos en un principio.

La década decisiva

¿No se nos olvida algo?

No puedo sino acordarme de mis charlas con Alfredo Romeo cuando trabajaba en Blobject, y de mis propios pensamientos y reflexiones sobre el asunto, cuando leo artículos como los siguientes:

http://www.trendenciashombre.com/chicas/de-como-el-postureo-acabara-con-nuestras-relaciones-y-por-consiguiente-nuestras-vidas

http://gazzettadelapocalipsis.wordpress.com/2014/01/07/por-que-no-estalla-una-revolucion/

Por eso he decidido llamar a este artículo con el nombre de un seminario que él preparó en 2008:

http://www.aromeo.net/2008/10/la-decada-decisiva-2010-2020/

Pequeño detalle

La base de estos artículos citados más arriba casi siempre es la misma:

La sociedad actual no disfruta del momento, está sumida en un mundo de tecnología e irrealidad, de excesiva información, de engaño/postureo, estrés…

Sin embargo, creo que en estos magníficos análisis, cabe hacer una pequeña reflexión que quizás se pase por alto: No estamos en una época cualquiera, y eso voy a tratar de explicar en este artículo.

Un poco de historia

No soy nada fan de la Historia. Recuerdo que en el instituto olvidé fotocopiar las chuletas en 3º de BUP, y tuve que hacer el examen con un profesor sustituto (con el que no se podía copiar), el día anterior al examen me metí todo el contenido en la cabeza (aún no sé cómo), tras terminar el examen lo borré por completo y nunca volví a saber de él.

Sin embargo, lo que sí sé es el cambio que la tecnología, más concretamente (por poner un ejemplo tangible) Internet ha traido a la especie humana en cuestión de ni tan siquiera medio siglo.

En menos de 30 años

Pues hablamos de que, en menos de 30 años, tenemos algunas cosas como éstas:

– Teletransporte: Gracias a la comunicación en tiempo real con cualquier parte del mundo, sonido y vídeo.

– Millones de bibliotecas: Desde que, prácticamente, el hombre comenzó a escribir hasta hace unas décadas, el tamaño de la biblioteca de una persona podía “equivaler” a su capacidad o conocimiento intelectual.

– Big data: Todos estos datos están analizándose, se están usando (para bien y/o para mal).

Sé que puede sonar exagerado (quizás lo del teletransporte), pero realmente, es así, el entorno donde vive el ser humano ha sufrido una transformación brutal.

Términos evolutivos

Y antes de continuar con mi pequeña reflexión quería hacer hincapié, por si alguien se me despista, en explicar que quiero enfocar esta reflexión desde un punto de vista evolutivo. Es decir, 30 años es un chasquido para el hombre. Hablamos de miles de años cuando hablamos de la historia del hombre. Si hacemos un repaso a Wikipedia (por ejemplo): http://es.wikipedia.org/wiki/Evoluci%C3%B3n_humana#Futuro_de_la_evoluci.C3.B3n_humana los números tienen todos muchos ceros.

Velocidad / Aceleración

Hay muchas gráficas sobre cómo ha evolucionado la potencia de los ordenadores a lo largo de la historia (por ejemplo), pero lo realmente llamativo es la velocidad con lo que lo ha hecho, o aún “peor”, la aceleración. Se ha conectado un mundo, que, para bien o para mal, está acelerando el desarrollo tecnológico, está comunicado y cada avance en casi cualquier sector y en casi cualquier lugar puede afectar a otro avance en casi cualquier sector y casi cualquier lugar.

Y eso está pasando desde hace, evolutivamente hablando, poquísimo tiempo.

Nosotros

Me resulta curiosísimo que pueda haber gente que se ponga a opinar y criticar tan alegremente sobre nuestra respuesta a este cambio en nuestro entorno, artículos como éstos, por ejemplo:

http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/programas/temporada-08/t08xp31/humano-involucionando-debido-nuevas-tecnologias_0_1588125170.html

http://www.xatakaciencia.com/evolucion/el-ser-humano-sigue-evolucionando-el-futuro-de-la-humanidad-i

donde, alegremente, hacen análisis evolutivos en cómo se está desarrollando el hombre en los últimos 100 años.

Somos seres naturales, amigos, tanto que aborrecéis la tecnología y la tacháis de “antinatural”, parece que a veces lo olvidáis. Si mañana nos pusieran unas alas a todos, y nos dijesen: “Venga, amigo, los hombres ya podéis volar”, ¿cuánto nos costaría adaptarnos? Y no digo aprender a usar las alas, digo, usarlas con normalidad.

Pues queridos compañeros de postureos, smartphones y baterías NO NOS VAMOS A ADAPTAR A LA TECNOLOGÍA, tú que lees esto, yo (quizás yo un poco más :p) nuestra generación no va a ser capaz de adaptarse a la tecnología. Pero es que, probablemente, la próxima generación tampoco lo consiga; quién sabe lo que tardaremos.

¿Sabéis cuánto tardó el hombre en adaptarse al Último periodo glacial? Wikipedia vuelve a ilustranos un poco, y podemos encontrar nuevamente muchos ceros en la historia, pues sólo estuvieron unos 19.000 años para cambiar de un continente a otro: http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%9Altimo_periodo_glacial

La tecnología: ¿Buena o Mala?

Está en nuestra mano, o más bien, está en nuestra mano intentar aportar nuestro granito de arena para que las próximas generaciones se vayan adaptando a ella.

Como persona que trabaja con la tecnología, y, por qué no decirlo (quizás ya me lo hayáis notado), algo apasionado de la misma, creo que es una herramienta que, bien usada, puede salvar a la humanidad de muchos problemas que están ya entre nosotros. Aunque por otra parte es lo más disruptivo que el hombre se ha encontrado nunca en su camino y quizás, adaptarnos a ella sea el gran reto.

No quisiera hablar de las cosas que se podrían/pueden o están haciéndose con la tecnología ahora mismo, no es el objeto de mi artículo y hay multitud de información en las redes para eso.

Zoom In – 30 años

Y como resumen, me parece interesante hacer Zoom In de esos 30 años de historia de Internet y en los que la aceleración sigue su curso.

Por supuesto que muchos de nosotros nos pegamos golpes contra las farolas mientras paseamos mirando nuestro smartphone, que ha mermado nuestra memoria por delegar demasiado en Google Calendar, que estamos saturados de información que, si tenemos suerte y leemos, no procesamos; por supuesto que somos subnormales totales usando las tecnologías, pero, insisto, eso no quiere decir que la tecnología sea “mala”, sólo pone de manifiesto que es un impacto tan grande y tan disruptivo que no nos basta un poco de práctica con la pantalla táctil, necesitaremos varias generaciones para dar forma a esta… “Década decisiva”.

Así que, hagamos un poco de Zoom In, relajémonos y luego, luchemos por adaptarnos y evolucionar tan rápido como podamos, no por nosotros, sino por las generaciones que vienen.

Hoy voy a poner en valor Santa Cruz

Hoy me he reencontrado, a la vez, después de, diría yo, más de 5 años, con muchos amigos de la infancia y adolescencia, queriendo decir esto: en el mismo espacio físico y en el mismo momento. Aparte de entrarme unas ganas locas de estar con ellos y tomarnos una cerveza, cosa, que al mirar el reloj y recordar que tenía que darle la leche al pequeño y acostarlo, han tardado poco en verse frustradas, he empezado a pensar muchas cosas.

Santa Cruz es una barriada de Córdoba que, comunmente, es conocida como “Santacrucita”. Para muchos Cordobeses, podría ser un lugar de paso con algunos bares de carretera. Yo nací allí y estuve viviendo (de forma permanente hasta 6º de EGB), una explicación más detallada la podéis encontrar en la magnífica entrevista que Alejandra Vanessa me hizo hace ya unos meses: Érase una vez Santa Cruz.

Siempre me he considerado una persona inquieta, creativa, divergente… Siempre he creído que era una cuestión más genética que ambiental y, sin embargo, hoy debo decir que mi balanza ya no está tan clara.

Cuando he llegado a lo que se conoce/conocía como “Ayuntamiento de Santa Cruz”, hoy, a las 19:30, los hermanos Serrano junto a Pedro José Hidalgo, Mari Sierra y algunos más, habían reunido en unos días a una treintena de personas que estaban haciendo cosas muy distintas, pero que todos, de una manera u otra, compartían esa inquietud, ese #hacerhacerhacer que tanto he respirado este último año en coSfera, ese “emprender” que tan de moda se está poniendo.

Manolo Serrano, una persona inquieta “más” del pueblo, como no, apuntaba que tenemos una “tasa de creación” respecto a poblaciones más grandes mucho mayor, y, visto con objetividad (aunque en este caso puede ser difícil de medir), creo que no se equivoca, porque hoy faltaban en esa reunión muchos más.

No sé si por aburrimiento, si por tranquilidad, si por simple azar, pero en este pueblo que nací, Santa Cruz, hay mucho más que una parada para tomar café (eso sí, sin desmerecer, pues si hacen dicha parada comerán también estupendamente), hay mucho más potencial que en absoluto conocía, me doy cuenta, que de alguna manera también afectó a mi desarrollo y que yo también lo ayudé a él.

Y eso queremos, Vamos a ponerlo en valor,

No se trata de competir, ni de ganar, ni de perder, se trata de, nuevamente, juntarnos y, como decimos también los coSféricos: #hacerhacerhacer.

Ser humano: Valor añadido.

¿Valor añadido?

Últimamente hay algunas palabras que están de moda, en el mundo del “emprendedor”, estoy detectando varias que se pegan con bastante facilidad: Emprendedor (propiamente), Sinergia o, la que hoy me ocupa: Valor añadido. ¿Qué es el Valor añadido de un producto/empresa? La verdad es que aunque sea un término de moda, no he encontrado demasiada documentación, pero hay una definición que me gusta:

Es un concepto subjetivo que aglutina todos lo que le damos de más a un producto o servicio aunque no sea necesario y que ayuda al cliente a seleccionar a nuestro producto o servicio en vez de otro.

(fin de la cita: http://www.bloguismo.com/marketing-2-0/el-valor-anadido-tu-mejor-aliado-para-vender/)

Incluso me atrevo a resumirlo y comenzar a proyectar mi “movimiento” del término al terreno humano:

“Es aquel elemento diferenciador que nos hace desmarcarnos (por no decir directamente sobresalir) del resto de semejantes”

(fin de mi propia cita).

¿Ser humano = ser emprendedor?

Gracias al libro “Ganar, sin tener que perder”, que me prestó Pedro Pérez pude darme cuenta que muchos consejos aplicados al mundo de la economía y/o el emprendimiento eran análogamente válidos al mundo personal. Personalmente me fascina encontrar similitudes y aquí creo que encontré varias.

Resulta que, para sorpresa mia, el ser mejor persona o disfrutar más de tu vida personal estaba (o podía estar) ligado a ser mejor profesional o mejor emprendedor.

Ser humano: Valor añadido

Con esa intención, de diferenciarnos del resto, podemos preguntarnos: ¿Cuál es nuestro valor añadido? ¿Qué pueden, las personas, hacer para diferenciarse del resto de los animales?

Diferénciate del resto

Pues, indiscutiblemente, ser propiamente eso: Humanos. La fuerza o la competitividad (¿os suena lo del “macho alfa”?) son propios, también, de otras especies; la memoria o el cálculo, por ejemplo, han sido sobradamente superadas por la tecnología.

Por tanto, si quieres destacar, si quieres tener, como persona, tu VALOR AÑADIDO, no olvides que debes buscar aquellos atributos que te diferencien como ser humano: Creatividad, Compasión, Comprensión… búscalos…

¡Suerte!

Etiquetado , , , ,